martes, 2 de octubre de 2012

La Convivencia Escolar: qué es y cómo abordarla



La vida en las aulas y la v i o l e n c i a escolar


La educación tradicional se ha basado en la creencia de que el conocimiento se transfiere desde los profesores/as a la mente de los alumnos/as. Por esa razón se utilizaba un único canal de comunicación: la llamada explicación, es decir, el profesor hablaba y el alumnado, escuchando lecciones, aprendería. Se suponía que así llegaban a dominar, no sólo lo que el profesor decía, sino también las posibles utilidades de los contenidos, los problemas y ejercicios a los que la explicación daría lugar; se esperaba que el alumnado infiriera más allá de lo que se mostraba.

Hoy sabemos que el aprendizaje es un proceso complejo, y que la enseñanza no pasa por un único canal de comunicación ni por un sólo código. Aunque la palabra nunca dejará de ser el instrumento más poderoso del que disponemos los humanos para comunicarnos y aprender unos de otros, asumimos que el aprendizaje es diverso y la enseñanza debe, por tanto, diversificarse.

El logro de conocimientos y el dominio de capacidades exige muchas actividades y relaciones diversificadas. Para que el alumnado vaya adueñándose de conocimientos, ejercitando sus habilidades y construyendo su personalidad, es necesario que discurra un conjunto tan amplio y diverso de experiencias y procesos, que no deberíamos esperar que ninguna de ellas fuera la única vía de cambio. Muchas de estas experiencias no son tareas académicas, o tienen lugar en escenarios que el profesor/a no controla.
Sin dejar de valorar las buenas lecciones orales, sabemos que no todo se aprende a través de explicaciones; y, sin dejar de valorar la influencia que tiene el profesor/ a sobre el pensamiento de los alumnos/as, sabemos que muchas otras personas y mensajes ejercen influencia en ellos/as.
Resulta evidente que no sólo el vínculo profesor/a–alumnos/as es relevante en el proceso de transmisión de información y cultura. Otros vínculos, otros procesos, en otros escenarios y con otros protagonistas son, a veces, tan significativos como éste. Se suele decir que ámbitos de aprendizaje como la calle y los medios de comunicación son tan relevantes, o más, para aprender ciertos contenidos, para dominar ciertas habilidades y, sobre todo, para adquirir ciertos valores y actitudes.
Aunque no conviene exagerar, ya que la escolaridad obligatoria es todavía la más potente institución socializadora, hay que aceptar que otros agentes educativos han entrado, desde hace algún tiempo, a competir con el viejo modelo transmisivo, basado en el discurso del profesor/a y en la relación de éste con su grupo de alumnos/as. Uno de estos agentes, todavía no suficientemente explorado en su potencialidad educativa, son los compañeros/as.

No conviene olvidar que…
  • El profesor no es el único agente formativo en el proceso educativo, los iguales también desarrollan procesos de aprendizaje entre sí: cognitivos y, sobre todo, afectivos y morales.

  • La interacción continua entre el alumnado genera el microsistema de los iguales, en el que se gesta la cultura del grupo (normas, convenciones, valores, actitudes, conductas, etc.).

  • Muchas de las relaciones interpersonales fomentan convenciones, conductas y sentimientos que son, social y moralmente, intolerables. Ése es el caso de las relaciones violentas.

  • Los/las adolescentes dedican gran parte de su tiempo y su esfuerzo a hacer y mantener amistades, aunque para ello tengan que negar sus propias normas y sus valores personales.

  • Muchos de los problemas considerados como disciplinares son, en realidad, disfunciones de las relaciones interpersonales, basadas en el aprendizaje de patrones agresivos.





miércoles, 23 de mayo de 2012

CUENTANOS

miércoles, 11 de abril de 2012

SEMINARIO – TALLER LA MEDIACIÓN UNA SOLUCIÓN A LA VIOLENCIA ESCOLAR Y FAMILIAR


Formación de futuros mediadores 
escolares 

Dirigido a: 

Estudiantes de los grados 4º a 11º. 
Padres de familia, docentes y directivos 
docente.


El seminario se llevará a cabo en el auditorio No. 2, de la Biblioteca Departamental, en la calle 5 No. 24A-41. Se hará de 7:30 de la mañana a 12:30 del día.

INFORMACIÓN E INSCRIPCIONES:
Inversión: $50.000.oo 
INCLUYE: 
•Libro: “La mediación una solución a la violencia escolar y familiar”.  Ediciones Civitas  marzo de 2012.
•12 videos de apoyo pedagógico incorporados al libro
•Conferencia.
•Certificado de asistencia
•Refrigerio.
CUPO LIMITADO 
Descuento. Inversión Individual $ 45.000. por inscripciones hasta el 11 de abril de 2012 o por más de cinco personas.



OBJETIVOS 
1.Prevenir y disminuir la violencia en las
instituciones educativas.
2.Formar mediadores escolares y familiares.
3.Compartir la experiencia de la I.E JOSE
MARIA CARBONELL en la disminución de la violencia partir de la intervención de mediadores escolares.
4.Entregar a los participantes el libro “LA MEDIACIÓN UNA SOLUCION A LA VIOLENCIA ESCOLAR Y FAMILIAR.



TEMAS A DESARROLLAR
•La justicia restaurativa: fundamento de la mediación escolar
•Qué es, por qué y para qué se utiliza la mediación.
•Cómo se hace una mediación. La mediación paso a paso.
•Testimonios de mediadores de la I.E José María Carbonell y de la I. E Vicente Borrero Costa.
•Perfil, habilidades y funciones del mediador.
•Cómo implementar la mediación en la i.e.
•Importancia y alcances del acta de mediación.
•La mediación en el manual de convivencia.
•En qué se deben capacitar los mediadores.
•El papel de los docentes, los directivos docentes y los padres de familia en la mediación.
•Ventajas de la mediación en la institución educativa.


martes, 20 de septiembre de 2011

lunes, 1 de agosto de 2011

VIDEO RECOMENDADO PARA TALLERES DE CONCILIACIÓN ESCOLAR





EL CIRCO DE LAS MARIPOSAS

Ficha Técnica:
Género: cortometraje
Título: El Circo de la Mariposa
Sinopsis: a la altura de la Gran Depresión, el artista de un circo de renombre conduce a su grupo a través del paisaje devastado de América. Durante uno de sus viajes descubre a un hombre sin extremidades en una barraca de feria de carnaval.
Está protagonizado por Eduardo Verástegui (Bella), Doug Jones (El laberinto del fauno, Los cuatro fantásticos) y con el debut de Nick Vujicic.
Dirección: Joshua Weigel Productores ejecutivos: Nathan Elliott, Jon and Esther Phelps y Bob Yerkes
Productora asociada: Natalie Burkholder

El corto “The Butterfly Circus”, coprotagonizado por el actor mexicano Eduardo Verástegui, ha ganado el primer premio del concurso de cortos “The Doorpost Film Project”. Este premio, de 100.000 dólares, reconoce la aportación del corto a la promoción de valores como la esperanza y la dignidad humana. El proyecto “The Doorpost” pretende descubrir a cineastas “visionarios” que busquen con sus obras la verdad y la promoción de una serie de valores universales. En esta ocasión, los valores eran la esperanza, el perdón, la humildad, la alegría, la libertad y la redención.
El actor principal: Nick Vujicic. Es un orador motivacional y director de Life Without Limbs, una organización para personas con discapacidad física. Nació en Melbourne, Australia, con una agenesia consistente en una tri-amelia que se caracteriza por la carencia de tres de sus extremidades,nick
Su vida estuvo llena de dificultades. Una de ellas fue no poder acudir a una escuela normal pese a no tener discapacidades mentales, Aprendió a escribir usando los dos dedos en su “pie” izquierdo, y utiliza un aparato que se introduce en su dedo más grande para sostener cosas. Aprendió a usar la computadora y a teclear con el método “heel and toe”.
Sufrió acoso en el colegio, que le afectó muy negativamente y, con ocho años, comenzó a plantearse el suicidio. Después de rogar por unos brazos y unas piernas, Nick comenzó a observar que sus logros eran la inspiración de muchos, y comenzó a agradecer que estaba vivo. Con diecisiete años comenzó a dar charlas a su grupo de oración y comenzó una organización sin ánimo de lucro.

martes, 1 de marzo de 2011

APORTES DE LA CONCILIACIÓN EN LA ESCUELA

¿ QUÉ BENEFICIOS APORTA LA CONCILIACIÓN ESCOLAR?
  • Fortalece la enseñanza de valores en el colegio.
  • Reduce los niveles de violencia y conflicto permanente en el colegio.
  • Abre espacios para el aprendizaje.
  • Motiva la participación estudiantil.
  • Ayuda  a los estudiantes a construir un ambiente más democrático y armónico.
¿ QUÉ HACE UN CONCILIADOR ESCOLAR?
Los Conciliadores Escolares están en la capacidad de colaborar en la  solución de conflictos cotidianos tales como las burlas,  rechazo de un grupo hacia un compañero, amenazas, insultos, golpes, juegos agresivos, pérdida o daño de objetos personales o  del plantel, entre otros, considerando las disposiciones contenidas en el  Reglamento  Interno de nuestro Colegio.
El grupo de conciliadores siempre estará asesorado por el Profesional a cargo y otros especialistas.


PERFIL DEL CONCILIADOR ESCOLAR
ÁREAS  
ASPECTOS ESPECÍFICOS
PERSONAL
  • Imparcialidad
  • Habilidad de comunicación
  • Habilidades de interacción social
  • Habilidades intelectuales
  • Estrategias para solución de conflictos
  • Estabilidad emocional
ÉTICA Y ESPIRITUALIDAD
  • Definición de ética y moral
  • Crecimiento espiritual
  • Convicción por una Cultura de Paz
SOCIAL
  • Conocimiento de la realidad social del colegio y del entorno.
  • Compromiso con el Colegio

ESCOLAR
  • Mantención de un rendimiento satisfactorio.
  • Aprendizaje de técnicas de liderazgo y oratoria.
  • Vocación por la Conciliación

jueves, 24 de febrero de 2011

LA CONCILIACIÓN

Conciliación: según el diccionario de la lengua española, "Conciliar" viene del latín Conciliare, y significa, "Concertar, poner de acuerdo, componer y ajustar los ánimos de los que estaban opuestos entre si, o en una segunda acepción", "conformar dos o más proposiciones o doctrinas que parezcan contrarias."
La definición legal de Conciliación, es un mecanismo de resolución de conflictos a través del cual dos o más personas, gestionan por si mismas la solución de sus diferencias, con la ayuda de un tercero neutral y calificado denominado conciliador.
La definición de Conciliación escolar, es un mecanismo alternativo de solución de conflictos a través del cual dos o más personas, gestionan por si mismas la solución de sus diferencias, con la ayuda de un tercero neutral y calificado denominado CONCILIADOR O FACILITADOR. Este mecanismo se plantea para manejo del conflicto interpersonal entre pares con la posibilidad de transformación de la relación existente entre los jóvenes que participan de una controversia o diferencia, como del conflicto mismo.
Una decisión Política y publica consciente de la necesidad de una transformación en los patrones culturales para el manejo de los conflictos, requiere optar por implementar figuras alternativas para la solución de conflictos, no solo desde la perspectiva adulta y jurídica, teniendo en cuenta elementos más profundos, que realmente aborden niveles de prevención que convaliden una real aproximación a los cambios exigidos en la actualidad en nuestra sociedad, que conlleven a una verdadera democracia y respeto por la diferencia, como una de las vías para construir espacios de convivencia pacifica y recuperar tejido social.
La conciliación escolar, entendida como una posibilidad alternativa de solución a las diferencias, permite al joven solucionar en forma autónoma los conflictos interpersonales que surgen en su cotidianidad, esta figura reviste las bondades de la establecida en la Constitución Política Colombiana por cuanto cuenta con un tercero FACILITADOR pero no tiene las implicaciones legales y jurídicas. Visto desde este ángulo, la inserción de este mecanismo en el ámbito educativo conduce a la construcción de una cultura de la conciliación como parte del repertorio conductal de nuestros jóvenes, a una noción de co-responsabilidad en la dinámica de las relaciones y por ende del conflicto y más aun, a un sentido de igualdad y respeto por el otro que conlleva a generación de un verdadero capital social tan necesario en tiempos de globalización y violencia de este milenio.
Los centros de conciliación además de formar académicamente son espacios de socialización donde los hábitos de comportamiento, los valores sociales y morales, que han venido interiorizando desde sus diferentes ámbitos de desarrollo (familia, barrio etc.) y se traducen en comportamientos y actitudes. Por lo tanto, las expresiones de agresividad física, verbal o sociológica, que están presente en las escuelas y colegios son el reflejo de las pautas de comportamiento adquiridas en la interacción social que el estudiante tiene en todo su periodo de formación, esto convierte indiscutiblemente a la escuela y en general a la comunidad educativa en un agente de vital importancia para incorporar elementos de convivencia pacifica y de actitudes de respeto, y más aun de respuesta al conflicto en forma adecuada, no con una discursiva retórica sino como un planteamiento pedagógico que a partir de la vivencia real del individuo se le brinde al estudiante las herramientas necesarias para lograr hacer de su formación un laboratorio de vida que le sea útil en su desempeño como ser social y productivo, una vez ingrese a las filas de la Vida Ciudadana.

miércoles, 19 de enero de 2011

Mediación escolar: una estrategia para la gestión de los conflictos

Se vive una época en la que el deterioro de las relaciones interpersonales es el denominador común en nuestras instituciones, lo cual genera un aumento de los conflictos en todas las áreas sociales y –por cierto- las escuelas no son la excepción. El conflicto debe entenderse como parte de la vida humana porque la diferencia de opiniones, deseos e intereses son inevitables entre las personas. Pero ello, no justifica que su consecuencia natural sea la violencia, la agresión o la ruptura de las relaciones.
Si se aprende a abordarlos, los conflictos pueden convertirse en una oportunidad para conocer nuestras debilidades y fortalezas y las de la otra parte. Pero para transformar el conflicto en algo positivo, es necesario cambiar los paradigmas que habitualmente asocian el conflicto con aspectos negativos y aceptar la diversidad de opiniones con respeto y tolerancia.

viernes, 1 de octubre de 2010

lunes, 2 de agosto de 2010

A compartir gratas vivencias con otros docentes del país



http://www.elpais.com.co/elpais/valle/noticias/compartir-gratas-vivencias-con-otros-docentes-del-pais

http://www.cali.gov.co/educacion/publicaciones.php?id=33130

http://issuu.com/adncol/docs/adn-cali-agosto9-1?mode=embed&layout=http://skin.issuu.com/v/light/layout.xml&showFlipBtn=true

Yolimar Medina, docente del Colegio Vicente Borrero Costa, del barrio Alfonso López, es la primera vez que participa en el Premio Compartir y su propuesta fue destacada entre 1090 que fueron presentadas.

Gracias a la implementación de su iniciativa se han disminuido los conflictos en la comunidad educativa donde trabaja, ya que todos sus miembros se están conscientizando de que el diálogo, la tolerancia y el respeto por el otro son la mejor herramienta para mantener la concordia y la paz.

‘Conciliación Escolar: prevención de la violencia’ es la propuesta de esta licenciada en sociales con especialización en historia universal. Consiste en generar procesos de transformación y cambio de actitudes y respuestas frente al conflicto interpersonal para prevenir expresiones de agresividad en los estudiantes.

La maestra se motivó a formular este proyecto porque observaba cómo los estudiantes siempre recurrían a la violencia para resolver cualquier diferencia o conflicto. “Eso se había convertido en una situación casi inevitable para la institución y era ya vista como cotidiana y la única salida que le quedaba al colegio era la aplicación de los correctivos establecidos en el Manual de Convivencia que no resolvían el problema de fondo porque las partes involucradas no quedaban conformes y el problema tendía a desembocar en enfrentamientos violentos por fuera del colegio y en donde participaban familiares, vecinos, pandillas”.

Diseñó entonces con la participación de todo la comunidad educativa un mecanismo que permitiera desarrollar habilidades en los estudiante para resolver de manera pacífica y dialogada los conflictos, fortalecer la capacidad de relacionarse con otros y de construir una sociedad más pacífica.

El primer paso fue hacerle una reforma al Manual de Convivencia para que permitiera respetar los derechos fundamentales de todos, en especial el del debido proceso y se le añadió un capítulo relacionado con la conciliación escolar como mecanismo alternativo para solucionar los problemas.

Se diseñó el plan del área de Ética y Valores para introducir como ejes temáticos la prevención de la violencia escolar y el desarrollo de competencias ciudadanas.

Es así como en todas las clases, con énfasis en las de ética, los maestros hacen estudios de casos, trabajan a partir de dilemas morales, profundizan en valores, en derechos humanos, trabajan el manejo de emociones. También, se hace una convivencia anual con un grupo a un lugar campestre. En ésta se trabajan temas de convivencia pacífica, respeto, tolerancia, autoestima y proyecto de vida, entre otros.

Para poder implementar esta propuesta se conformó un grupo de estudiantes conciliadores que son los encargados de servir de mediadores cuando se presenta un conflicto entre sus compañeros. Ellos, que deben cumplir con cierto perfil académico y disciplinario y ante todo son líderes naturales, reciben constantemente capacitación. Cuentan con una sala o centro de conciliación donde citan a las partes en conflicto y adelantan la audiencia de conciliación.

Yolimar siempre está presente como coordinadora del centro. “Del 2006 a la fecha llevamos resueltos unos 40 casos, de cada uno se deja un acta en la que se establece el acuerdo que beneficia a las dos partes sin vulnerar los derechos de ninguna”, comenta la docente.

El cambio de actitud de los estudiantes es lo que más satisface a Yolimar. “Ahora ellos son más tolerantes, más respetuosos, tienen menos temor de expresar lo que les está pasando y son más participativos y más sociables”, dice orgullosa esta profesora que sólo anhela que en todas las instituciones educativas de Colombia se establezcan propuestas que contribuyan a sembrar semillas de paz en los niños y las niñas.

PUBLICÓ
Lc. JHON JAIRO RAMIREZ

martes, 6 de julio de 2010

Acciones intersectoriales de prevención contra la violencia


Experiencia institución educativa Vicente Borrero Costa

La Institución Educativa Vicente Borrero Costa ubicada en la Comuna 7 de la ciudad de Cali, consiente de romper con la idea de que la educación debe atender solamente la transmisión de conocimientos y de que estos se pueden utilizar para producir cosas nuevas, ideas y soluciones a problemas de la vida cotidiana, desde hace cinco años viene desarrollando la estrategia pedagógica CONCILIACIÓN ESCOLAR: PREVENCIÓN DE LA VIOLENCIA, la cual empezó como un proyecto de aula en el área de ética y valores en los grados sexto a once, con el objetivo de desarrollar habilidades cognitivas, emocionales y comunicativas, que hicieran posible que el estudiante actuara de manera constructiva y democrática en el entorno escolar, familiar y social.
Al cabo de un tiempo los resultados fueron notorios: Estudiantes más tolerantes, respetuosos de sus compañeros, menos agresivos y con mejor manejo de los conflictos, es decir, estudiantes fortalecidos en competencias ciudadanas.
Padres de familia, docentes, directivos, administrativos y estudiantado en general le apostaron al reto de hacer de la institución un centro de paz y fue así como toda la comunidad educativa se involucró en la tarea de participar activamente en la construcción de una escuela más democrática y respetuosa de los Derechos humanos. En consenso con los diferentes estamentos se reformó el Manual de Convivencia con el fin de fortalecer el respeto por los derechos humanos y establecer mecanismos más formativos frente al manejo del conflicto, el debido proceso y el derecho a la defensa. Se estableció la CONCILIACIÓN ESCOLAR, donde las partes involucradas en un conflicto en lugar de recurrir a la fuerza o en el mejor de los caos a un directivo o a un docente que se limitaba a imponer las sanciones establecida en el Manual de Convivencia, pudieran encontrar una auto solución con la ayuda de un tercero neutral y altamente capacitado, llamado conciliador escolar.


Los conciliadores escolares inicialmente fueron seleccionados por sus compañeros de salón atendiendo a unos requisitos establecidos en el Manual de Convivencia, pero con el transcurso del tiempo líderes naturales estudiantiles se unieron al grupo de conciliadores lo cual ha dado excelentes resultados.
Los conciliadores son capacitados a lo largo del año lectivo en Métodos alternativos de solución de conflictos, Convivencia y paz, Participación y responsabilidad democrática, Derechos y Valores humanos.
Hoy la estrategia pedagógica CONCILIACIÓN ESCOLAR: PREVENCIÓN DE LA VIOLENCIA se implementa en las cuatro sedes de la institución educativa a través del COMITÉ DE CONVIVENCIA Y CONCILIACIÓN ESCOLAR conformado por maestros capacitados y comprometidos con la construcción de una cultura de paz desde la escuela, los cuales planean y ejecutan diversas actividades tendientes a fortalecer el proyecto y la convivencia pacífica.
Con nuestra propuesta hemos impactado a nivel regional y nacional. Participamos como invitados en eventos organizados por instituciones de carácter privado y oficial multiplicando nuestra experiencia significativa y demostrando que es posible aportar a la construcción de una sociedad más tolerante desde la labor docente y que es en los niños y adolescentes donde se siembran y germinan las semillas de paz.
En el 2010 inscribimos la propuesta pedagógica al PREMIO COMPARTIR EL MAESTRO y de 1090 propuestas que recibió el Premio para participar en su décima segunda edición, fueron seleccionadas 33, que, de acuerdo con los evaluadores, cumplen con los criterios de profesionalismo establecidos.

















La nuestra fue una de las elegidas y fuimos visitados el 22 de junio del presente año. Nos sentimos honrados con el hecho de haber clasificados y esperamos obtener los mejores resultados para orgullo de Cali.
Información
Lic. Yolimar Medina
Teléfonos: 6565620

Lic. Jhon Jairo Ramírez
Teléfonos: 6565620

miércoles, 30 de junio de 2010

CONCILIACIÓN ESCOLAR: PREVENCIÓN DE LA VIOLENCIA

CONCILIACIÓN ESCOLAR: PREVENCIÓN DE LA VIOLENCIA


Colombia se convirtió en el año 2010 en el país más violento de América y casi del mundo, al ocupar el puesto 138 entre 149 en el ranking Índice Global de Paz que publicó el Instituto para la Economía y la Paz de Australia. El índice mide dentro de otros indicadores las características culturales de la sociedad frente a la vida y a la convivencia.

De acuerdo a los datos del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Colombia y el conteo de homicidios en 2008, Cali ocupa el primer puesto en la lista de las ciudades más violentas del País, mientras que la comuna 7 sector donde está ubicada la INSTITUCIÓN EDUCATIVA VICENTE BORRERO COSTA, es una de las que más ha vivido la radicalización del conflicto armado y de las que más homicidios aporta según el Observatorio Social de la Secretaría de Gobierno de Cali. Aquí el tráfico de armas, el consumo y expendio de SPA, la violencia intrafamiliar(1) , las pandillas, el abuso sexual, la inasistencia alimentaria, la desarticulación de las familias, el hacinamiento en los hogares, la economía informal, la carencia de servicios públicos y los enfrentamientos bélicos entre estudiantes(2) son las hostilidades a las que debe enfrentarse cada uno de los niños, niñas y adolecentes de la Institución Educativa y el espejo en el que muchos de ellos ven reflejado su futuro.

Como respuesta a dicha realidad y al cuestionamiento diario que se hace el maestro respecto a su rol social como educador, en el año 2005 la docente del Área de Ética y Valores implementó en la jornada de la mañana, la estrategia la CONCILIACIÓN ESCOLAR: PREVENCIÓN DE LA VIOLENCIA, encaminada a generar procesos de transformación y de cambio en las actitudes y respuestas frente al conflicto interpersonal y de esta manera prevenir expresiones de agresividad física y verbal en los estudiantes de grados sexto a once, prevenir desde el colegio la vinculación a la guerra, fomentar la solución pacífica de los conflictos y responder con actos de paz ante situaciones hostiles.
Al ver los resultados del trabajo en el aula, otros maestros se unieron para fortalecer la estrategia pedagógica e irradiarla al resto de la Comunidad y para ello crearon el Comité de Convivencia y Conciliación Escolar. Involucraron en dicho proceso a estudiantes, directivos, docentes, administrativos y padres de familia quienes una vez socializada la propuesta pedagógica, encontraron en ella la mejor herramienta para hacer de sus hijos o estudiantes, hombres y mujeres de paz.
Con la participación de los diferentes estamentos educativos se llevaron a cabo asambleas en las que se concluyó acerca de la necesidad de reformar el Manual de Convivencia, de tal manera que estuviera en plena concordancia con la Constitución Política y la ley de Infancia y adolescencia, que contemplara el respeto absoluto por los derechos humanos, en especial al debido proceso y la permanencia en el sistema educativo. Así, se organizaron mesas de trabajo en las que se discutió, reformó y aprobó el Manual y donde la Conciliación Escolar entró a ocupar un capitulo sin precedente.
Luego de que todos los alumnos recibieron orientación y profundizaron sobre la Conciliación, eligieron democráticamente los estudiantes conciliadores, los cual debían cumplir con el perfil, los requisitos académicos y disciplinarios establecidos y ante todo, dar aplicabilidad a la figura de la conciliación como herramienta para un adecuado manejo del conflicto en el colegio. Gracias a la creatividad de los conciliadores, la Institución destinó un espacio apacible y estratégico para hacer del Centro de Conciliación Escolar el lugar de encuentro y de diálogo entre los estudiantes que solicitaran asesoría para resolver un conflicto con la intervención de un compañero o par.
Con el mismo fin, estudiantes conciliadores y maestros del proyecto, participaron en diversas jornadas de capacitación en prevención de la violencia, manejo del conflicto, Derechos y valores humanos lo cual los convirtió en multiplicadores de conocimiento y de paz.
Con la implementación de la propuesta, La Institución Educativa Vicente Borrero Costa, hoy es una escuela promotora de Paz donde de manera cotidiana se hace uso del diálogo, la tolerancia y el respeto. Los estudiantes han desarrollado habilidades para hacer del diálogo un instrumento de paz y los padres de familia quienes también han sido capacitados encuentran en la Conciliación Escolar el mecanismo más apropiado para solucionar de manera pacífica y de fondo los conflictos que se suscitan entre pares y también entre padres e hijos, y en ciertos casos entre maestros y estudiantes.
El número de conflictos violentos ha disminuido y cuando de manera aislada ocurren, partes y conciliadores escolares, están prestos a dirimirlos de la mejor manera, teniendo en cuenta que una vez logrado el acuerdo conciliatorio, este es obligatorio y quien agrede debe restaurar el daño ocasionado a su compañero y a la institución en general por su actuar indebido.
Los maestros hoy son ejemplo de buen trato, se esfuerzan por que reine una cultura de paz, recurren mas al diálogo y a la comprensión de la realidad que vive cada estudiante que a los procesos sancionatorios establecidos por la Institución.
La Institución Educativa con propuesta pedagógica “Conciliación escolar: prevención de la violencia” ha logrado contagiar a directivos, docentes y estudiantes de otras Instituciones quienes efectivamente la han implementado con gran acierto. Maestros y conciliadores escolares hemos sido invitados a eventos de carácter municipal y departamental, a foros sobre prevención de la violencia escolar y mediación escolar en los que la propuesta ha sido sometida al debate público y donde hemos logrado demostrar que es posible hacer la paz desde la escuela. En el año 2008, el alcalde del municipio y su secretario de educación exaltaron la labor de los conciliadores escolares y los condecoraron como estudiantes gestores de paz y pioneros en el municipio en este asunto.


(1) Se han registrado 1.111 casos correspondientes a 20,8 habitantes por cada 10.000 en la zona norte, (comunas 2,4,5,6 y 7) de los cuales 105 se reportaron en el barrio Alfonso López I etapa según datos del observatorio de violencia familiar informe año 2008. Alcaldía de Santiago de Cali



(2) Las instituciones educativas públicas que hacen parte de las comunas 4, 7, 13, 15, 20 y 21 son las que más registran actos violentos en sus aulas, según datos publicados por el diario el país a raíz del enfrentamiento entre estudiantes de dos prestigiosos colegios. Cali 13 de marzo de 2010

CONTACTO
Yolimar Medina
Calle 76 Nº 7s -00 Barrio Alfonso López
Cali Valle, Colombia
Teléfono: 092- 656 56 20

Lic. Jhon Jairo Ramírez
Teléfonos: 6565620

martes, 4 de mayo de 2010

visión misión

VISIÓN
"Al 2015 nuestra institución será  líder en la comuna 7 por formar educandos en los niveles de Pre-escolar, Básica primaria, Educación básica y Media vocacional, proyectándolos hacia la formación para el trabajo y el desarrollo humano, mediante metodologías flexibles (Aprendizajes básicos, Aceleración del aprendizaje y Programa formal para jóvenes y adultos) atendiendo con calidad las necesidades educativas especiales de nuestra comunidad conforme a la inclusión y el reconocimiento de la diversidad étnica y cultural de sus educandos, sobresaliendo por la formación integral, la capacidad de liderazgo y el respeto por los derechos humanos".

MISIÓN
"Nuestra Institución EDUCATIVA VICENTE BORRERO COSTA, entidad oficial, ubicada en la zona oriental del municipio de Cali, comprometida con el desarrollo personal y social de los niños y de los jóvenes, imparte educación de calidad fomentando los valores humanos, la promoción del derecho a la inclusión, el desarrollo de relaciones que protegen la diversidad étnica y cultural de la nación y la participación democrática, guiada por los procesos educativos y lineamientos de la pedagogía actual”.
Lic. Jhon Jairo Ramírez

domingo, 26 de abril de 2009

¿Cómo educar para la convivencia pacífica escolar?


Para esbozar algunas pautas en torno al reto de cómo educar para la convivencia pacífica escolar, es necesario asumir el Movimiento-Visión Hacia una Cultura de Paz como fundamento y el principio de “equidad intergeneracional” como responsabilidad. En este sentido es necesario partir del conocimiento y promoción de los derechos de la niñez y juventud, según se recogen en la Convención Internacional de los Derechos de la Niñez, teniendo siempre presente que tienen derechos a la supervivencia, al desarrollo, a la protección, y con igual importancia derechos a la participación. Una escuela o comunidad educativa promotora de derechos, es una donde hay coherencia entre sus objetivos, sus contenidos, su organización y la práctica educativa. Como nos recuerda Nélida Céspedes: “Es indispensable asumir la educación como un derecho y los derechos humanos de la niñez [y la juventud] como práctica educativa.” Sólo así la comunidad educativa podrá ser a su vez gestora de la convivencia pacífica.

Al estudiar los trabajos teóricos y prácticos que nos acercan a la escuela que promueve el aprender a convivir en respeto a los derechos de todos y todas, extraemos unas pautas que sugerimos para el trabajo propuesto como meta – el de educar para la convivencia escolar pacífica. Éstas asumen una visión de la escuela como contexto para el desarrollo integral de la niñez y la juventud, entrelazándose unas con otras para potenciarlo. Proveen a su vez para superar la cultura de violencia aspirando aportar a una cultura de paz desde la escuela como entidad formativa. Veamos algunas de éstas, que no son de ninguna manera exhaustivas, si no punto de partida:

1. Clima de seguridad, respeto y confianza. En momentos que los entornos sociales – desde los más inmediatos como la familia, el vecindario o la ciudad, hasta los aparentemente más distantes como puede ser el conflicto bélico en Iraq – proveen para el desarrollo de nuestra niñez y juventud en la cultura de la violencia, y representan ambientes “socialmente tóxicos”,se hace indispensable articular un espacio educativo seguro. Esto no quiere decir que debemos aislar y “sellar” las escuelas de sus múltiples entornos, encerrándolas y convirtiéndolas en escenarios de máxima vigilancia y control. Implica una visión de seguridad basada en la apertura, la prevención y la atención inmediata a los incidentes de violencia desde temprana edad.

Se busca garantizar la seguridad física de sus integrantes, creando un espacio para la no violencia donde es fundamental proveer para la seguridad afectiva construyendo un clima de respeto y confianza. Se parte del trato afectuoso y las expectativas positivas para potenciar la autoestima de los integrantes de la comunidad escolar. Es indispensable también atender las heridas físicas y emocionales de la violencia.

2. Relaciones de apoyo con las familias y la comunidad. La escuela debe proveer una red de apoyo social al estudiante, en relación con su familia y la comunidad. Al brindar acceso a los miembros de la comunidad inmediata, la escuela puede servir para articular servicios que las familias necesitan para una mejor calidad de vida. La familia y la comunidad no deben percibirse como un problema, sino como una oportunidad para el crecimiento mutuo y la convivencia. Se requiere articular esfuerzos preventivos para atajar la violencia en y con los integrantes de las familias y comunidades de nuestros estudiantes. A su vez, éstos pueden asumir un papel activo en minimizar la violencia en la escuela. Según reconocemos los múltiples contextos de violencia, es importante conocer y aunar esfuerzos con la mayor cantidad de actores y entidades sociales – comunitarias o estatales – en la aspiración a la convivencia pacífica.

3. Educación emocional. Las educadoras para la paz, Linda Lantieri y Janet Pati, nos sugieren que la definición de una persona educada debe incluir la “educación del corazón”. Proponen que la educación debe promover la competencia social y emocional de los estudiantes al integrar “destrezas de vida” a su experiencia educativa. Es necesario educar para el reconocimiento, la expresión, el manejo y el auto-control de las emociones. En la educación emocional se enseña a comunicar sentimientos, experiencias y preocupaciones. Buscamos desarrollar la empatía por los sentimientos y situaciones de vida de los demás, a la vez que promovemos la solidaridad. Se utilizan los dibujos, las canciones, los cuentos y el teatro como recursos excelentes para el reconocimiento, expresión y comunicación de las emociones.

4. Prácticas para el crecimiento, la apertura y la tolerancia. La experiencia educativa tiene que partir de la realidad de los estudiantes y propiciar el aprendizaje activo y con sentido, en otras palabras “aprendizaje auténtico” para el conocimiento y la transformación. Es necesario privilegiar el aprendizaje cooperativo y colaborativo para aprender a vivir y trabajar con otros. Además propiciar la adquisición de herramientas para comprender los prejuicios, apreciar la diversidad y practicar la tolerancia. Es necesario superar la “cultura del miedo” que se nos comunica a diario, especialmente a través de la televisión, y suplantarla por una cultura de la pregunta, la indagación y el pensamiento crítico. En este sentido, la escuela “no puede ser una fortaleza, ni un santuario, si no un lugar para emancipación en contacto con la vida real.”

5. Resolución no violenta de conflictos. Es necesario asumir la “pedagogía del conflicto” en contraposición a la educación tradicional que persigue evitar o anularlo. En la perspectiva tradicional, cuando los conflictos surgen, no se tratan, ni solucionan, por otro lado se sancionan con castigos. Se entiende la disciplina como un fin. En la pedagogía del conflicto, éste se asume y se entiende como eje de la convivencia. Es base para la discusión y promoción de formas no violentas de abordarlo. La disciplina no es un fin, si no un medio para la convivencia. Es importante recalcar que la mediación y la resolución no violenta de conflictos debe ser medio para la convivencia entre todos los actores y sectores de la comunidad escolar.

6. Participación democrática. Una escuela promotora de derechos y convivencia pacífica tiene que ser una escuela participativa que fomente la ampliación progresiva de la autonomía de los estudiantes. Como nos señala el educador Miguel Massaguer:

Si queremos de verdad una escuela participativa, donde el diálogo y la confianza mutua sean a la vez un valor y un procedimiento, si queremos que la convivencia, la disciplina y el conflicto no sean planteados como problemas, sino como ocasiones educativas únicas, las estructuras que presiden la vida escolar deben ser participativas y la escuela debe ser ‘nuestra’ de todos y todas.”

En una escuela participativa, las normas de convivencia se acuerdan colectivamente. Se fomenta la expresión y verdadera participación de todos los integrantes de la comunidad escolar proveyendo actividades para su desarrollo y ejecución. Al abordar el tema de la participación de la niñez y la juventud, es importante considerar el trabajo de Roger Hart sobre este tema y que se resume en la llamada “escalera de la participación”. Ésta nos provee un marco para evaluar si las actividades que desarrollamos fomentan la verdadera participación de la niñez y la juventud al superar papeles decorativos o asignados, y promover sus decisiones informadas y sus iniciativas.

Para finalizar comparto unas palabras de Xesús Jares sobre la importancia de educar para la paz y la convivencia. Nos señala:

“Los educadores tenemos que hacer frente al reto de contribuir al tránsito de una cultura de violencia – en que la guerra sigue teniendo especial relevancia –, a una cultura de la paz. Es decir, recuperar la paz desde los primeros años para el conjunto de los ciudadanos; vivir la paz . . . como un proceso activo, dinámico y creativo que nos lleve a la construcción de una sociedad más justa, sin ningún tipo de exclusión, social, libre y democrática.”
Publicó
Lic. Jhon Jairo Ramírez